Si estás pasando por un mal momento, sigue adelante

Quién no haya pasado por un mal momento alguna vez en su vida, simplemente no es de este mundo. Todos hemos saboreado el amargo sabor del fracaso, del despecho, la traición y hasta nos ha tocado lidiar con el dolor ocasionado por la pérdida de un ser querido.

Pero ¿por qué a veces nos cuesta tanto superar estas experiencias desagradables? Para los expertos en autoayuda y motivación, la razón radica en que no aceptamos que estos momentos forman parte de nuestro paso por este mundo.

Fracasar es normal, vivir un despecho por un romance es normal, sentirse desilusionado es normal, todas estas situaciones son naturales en la vida del ser humano. Sin embargo, son muy peligrosas cuando nos dejamos atrapar.

Claves para superar un mal momento

Cuando se está pasando por un momento amargo, resulta más fácil decir que vas a seguir adelante que hacerlo. No todas las personas tienen la fortaleza mental para superar una circunstancia difícil.

Por esto  nuestro especialista se ha tomado un tiempo para compartirnos algunos consejos que pueden servirte  de mucha ayuda:

  • Piensa que estás pasando por un proceso de aprendizaje. Esta es una forma de verle el lado positivo a las cosas que nos desagradan, pero es verdad, siempre hay algo que aprender en los tiempos difíciles.

 

  • Sé fuerte y no te quejes tanto. No juegues a ser la víctima o te esfuerces por hacer que los demás sientan lástima por ti, así te convertirás en una persona tóxica y nadie disfrutará de tu compañía.

 

 

001felipegonzalezgervaso--4167858_1280

 

  • Desconéctate de todo. Hay varias maneras de desprenderse de lo que te está afectando. Por ejemplo, hacer un viaje, escuchar la música que te gusta, entrar en contacto con la naturaleza, hacer ejercicio o cualquier actividad que te apasione.

 

  • Busca apoyo en las personas positivas. El consuelo de un amigo o un familiar que siempre esté conectado con las buenas energías nunca está de más. De hecho, puede que en sus palabras encuentres aliento para seguir adelante.

 

  • No te centres en el problema. En la vida existen cosas que no tienen reparo (como la muerte de un familiar, por ejemplo), pero otras así, lo mejor es buscar una solución. Ahora, si no hay remedio, entonces aléjate del problema aunque te duela.

 

  • Haz algunos cambios en tu vida. Si ves que en el entorno laboral o en tu casa hay algo que te perturba, no le temas a los cambios, solo hazlos.

Por último en este post,  una frase que le ha servido de aliento a muchas personas: “no hay malos momentos que no traigan oportunidades. ¡No lo olvides!

 

Share This
A %d blogueros les gusta esto: