Autoayuda y motivación en los negocios

 

Emprender, llevar a cabo tu proyecto de negocio y guiarlo día a día hacia el éxito son tareas que requieren de una gran confianza, motivación y entereza. Cuando somos conscientes de esto, entendemos de inmediato la importancia que tienen en nuestra vida procesos como la autoayuda y la motivación.

Comencemos por indicar que, si bien los conceptos de autoayuda y de motivación están muy relacionados, no son lo mismo. La autoayuda la podemos comprender desde una deducción muy sencilla: es la ayuda que nos damos a nosotros mismos. Autoayudarse implica pasar por un proceso de exploración profunda de nuestra personalidad, carácter, virtudes y limitaciones.

 

Por otra parte, la motivación es la capacidad que tenemos (o que podemos desarrollar) para impulsar cambios, transformaciones y movimientos positivos tanto en nosotros como en las personas que se encuentren alrededor; una capacidad que es fundamental poseer para lograr el éxito en cualquier nicho de negocio.

¿Cuál es la importancia de la autoayuda en los negocios?

 

Para afrontar cualquier reto en nuestra vida es necesario que contemos con herramientas y desarrollemos estrategias para ayudarnos. Y, ¿qué mayor reto que comenzar nuestro propio negocio? La autoayuda nos permite poner recursos psicológicos y emocionales a trabajar por los objetivos que deseemos alcanzar.

 

En los negocios contaremos con un equipo de trabajo, es verdad, pero hay preguntas que sólo tú podrás responderte, retos que sólo tú podrás afrontar y cambios que sólo tú podrás hacer. El autodescubrimiento y la capacidad de darnos soporte a nosotros mismos son herramientas básicas para tener éxito.

¿En qué nos ayuda la motivación en los negocios?

 

El mundo de los negocios, no podemos negarlo, es muy competitivo y agresivo. Incluso cuando tu proyecto es una idea muy original, siempre nos encontraremos con competencia directa o indirectamente. Además, el proceso de emprender no es nada sencillo, encontraremos obstáculos, cometeremos errores y habrá que resistir una gran cantidad de dificultades.

 

La motivación es una herramienta clave para construir y seguir nuestro propio camino y para superar las adversidades. Que tú estés motivado y que le contagies esa energía a tu equipo de trabajo generará la fórmula necesaria para crear un contexto de resiliencia, en el cual sea posible mantener en alto los niveles de ilusión y entusiasmo de todos los involucrados en el proyecto de negocio que estás desarrollando.

 

Llevar a cabo procesos reales y sinceros de autoayuda y motivación nos ayudará a alcanzar las metas que nos hemos planteado, a la sacar lo mejor de nosotros, a ser perseverantes y a poderle hacer frente a cualquier dificultad.

 

 

 

Share This