Blog de Felipe González Gervaso

El autoesfuerzo y la motivación

 

En los negocios, hay dos procesos que llevamos a cabo internamente que son la base para construir el camino hacia el éxito. En primer lugar, por supuesto, tenemos esa parte tan importante que es nuestro esfuerzo: la actitud, las ganas, el empeño que ponemos en sacar adelante nuestro proyecto. Pero, la clave de ese esfuerzo se encuentra en una buena motivación, que nos mantenga firmes frente a las adversidades y que nos permita desarrollar una personalidad resiliente y óptima para emprender.

Tres claves para una buena motivación

En todo negocio, debemos desarrollar estrategias que nos permitan mantenernos motivados y que contagien a las personas que nos rodean, pues un proyecto no depende de una sola persona.

 

Trabaja por ti, no por dinero

 

No podemos mentirnos: todos necesitamos cubrir necesidades básicas y llevar a nuestro hogar el suficiente dinero para pagar las cuentas. Pero tu esfuerzo, ni el de tus empleados, puede verse sólo basado en un sueldo. Elevar los objetivos de tu proyecto a metas que estén más relacionadas con el crecimiento personal y la superación es uno de los primeros pasos para que sientas y compruebes que el trabajo duro es recompensado.

 

Plantea metas accesibles

 

Si trazamos aspiraciones que difícilmente podremos cumplir, será inevitable que la frustración llegue en cualquier momento. Todos necesitamos estar seguros de que nuestro esfuerzo está rindiendo frutos y, para eso, es necesario colocarnos pequeñas metas, que podamos ir tachando como logradas, antes de seguir con aspiraciones mayores.

 

Cuida los pequeños detalles

 

Asegúrate de contar con un ambiente de trabajo agradable, aun cuando no te puedas permitir lujos. Nada aumentará más tu motivación y la de tu personal que sentirse cuidados y, de vez en cuando, objeto de algún mimo. Disfruta de un buen café por la mañana, compártelo con tus empleados, organiza pequeñas reuniones para celebrar triunfos, planifica una cena… Pueden parecer detalles sin importancia, pero disfrutar de esas pequeñas cosas nos llena de energía para seguir dándolo todo por nuestro proyecto.

 

Aplica estas claves en tu negocio y verás que tu esfuerzo se verá aupado y ampliamente recompensado.

 

 

Share This