Blog de Felipe González Gervaso

Conseguir financiamiento externo para iniciar un negocio

¿Qué debe hacer un emprendedor para iniciar su negocio? La mayoría de las personas no cuenta con el dinero necesario para emprender, de forma rápida y sencilla su empresa. Por lo tanto, muchos suelen recurrir a un financiamiento externo.

Felipe González Gervaso, experto en liderazgo y emprendimiento, nos explica que el financiamiento externo consiste en dirigirse a una entidad de crédito y pedir un respaldo económico basado en las necesidades de la empresa que se desea emprender.

 

¿Qué se necesita para pedir un financiamiento externo?

 

Debido a la crisis económica, las entidades financieras exigen que se presenten ciertos requisitos que corroboren la solvencia y fiabilidad del proyecto, en comparación a hace unos años.

Por lo tanto, el emprendedor debe elaborar y presentar un plan que demuestre la importancia de la creación de la empresa para la sociedad, así como su estabilidad dentro del mercado y la alta probabilidad de devolver el importe facilitado, a la entidad bancaria.

Cómo solicitar un financiamiento externo

Primero, debes investigar bien sobre las opciones que se adapten al tipo de empresa que deseas crear, así como al financiamiento que necesitas, entre otros factores como.

  • Aporte:

 

Tienes que determinar qué cantidad de dinero requieres para poner en marcha el proyecto. ¿Aportarás un porcentaje o necesitarás financiamiento total? Los bancos invierten más en empresas que tienen una parte del capital cubierto, que en aquellas que no tienen un porcentaje asegurado.

 

  • Dónde acudir:

 

Es importante saber a dónde tienes que acudir para solicitar el préstamo o crédito, debido a que algunas entidades bancarias tramitan préstamos sólo para empresas, mientras que otras también apoyan a emprendedores.

 

 

  • Tipos  de entidades financieras:

 

Las privadas aprueban préstamos rápidos con aval. De igual forma, se encuentran las entidades del sector público, que impulsan a las pequeñas y medianas empresas en el país, ofreciendo líneas de préstamo o crédito con condiciones preferentes. En estos bancos se pueden tramitar los préstamos sin aval, porque incentivan y apoyan la creación de negocios.

 

  • Contribución a la sociedad:

 

El proyecto debe aportar de manera significativa a la sociedad y mantener sus beneficios en el tiempo. Así, la entidad bancaria puede aprobar el proyecto con mayor facilidad y celeridad.

 

  • Microcréditos:

 

Los pueden solicitar los emprendedores o empresas que no han podido acceder a una fuente de financiamiento tradicional. Se conceden a partir de la supervisión de entidades sociales con experiencia, que también evalúan el potencial de la empresa que se financiará.

Conforme a lo antes dicho, el especialista Felipe González Gervaso recomienda que evalúes la ventajas y desventajas que tiene el solicitar financiamiento externo privado o público, según el tiempo que desees invertir en la tramitación y los requisitos que debes presentar.

Felipe gonzalez Imagen - El autoesfuero y la motivación

Imágenes: Pixabay.com

Share This
A %d blogueros les gusta esto: