Blog de Felipe González Gervaso

Cuando una puerta se cierra, otra se abre

Los tiempos están cambiando de una forma que nunca llegamos a pensar, así lo ha asegurado el especialista en autoayuda, Felipe González Gervaso, quien añade que todos estos cambios no siempre los vemos como algo favorable.

Pero, como siempre, nuestro experto nos ha mostrado una solución bastante efectiva que consiste en mantenernos positivos ante estos cambios porque “cuando una puerta se cierra, otras se abren”.

Y sí, puede que te parezca una frase que todos usan para “quemar” una etapa, pero González Gervaso sostiene que muchos no tienen idea de cuánta razón se esconde en ella. Te explicamos por qué.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre, ¿qué significa esta frase?

En la vida, las personas atravesamos por una serie de ciclos que, aunque no queramos, deben cerrarse. De esta forma funcionan las cosas y no hay nadie que pueda cambiarlo. Ahora, ¿cómo puede afectarnos que un ciclo se cierre cuando menos lo pensábamos?

Bueno, nuestro especialista en autoayuda ha planteado que debemos aprender a aceptar estos cambios y mantenernos positivos en todo momento, de lo contrario, ahí vendrá el problema.

¡Si un ciclo terminó será para mejor!

Existe otra frase que nuestro experto usa como sinónimo para ayudarte a entender todo de una forma más sencilla: “no hay mal que por bien no venga”.

Es decir, que así como una puerta se cerró, otra se abrirá para hacer que tu vida mejore o de un giro muy especial. Pero, desde luego, el primer paso está en saber aceptar cuando una etapa de nuestra vida terminó.

Y no es algo tan fácil, porque esto puede abarcar desde la ruptura de una relación amorosa, pasando por el despido de un empleo, hasta mudanza a otra ciudad, etc. Como verás, estamos hablando de temas que siempre tocan las emociones del ser humano.

En resumen, esta frase que germinó de la sabiduría popular de nuestros antepasados, es una forma de motivarnos y de atraer mejores oportunidades.

¡Las oportunidades no aparecen por arte de magia! 

Es verdad que está frase que se analizado puede servirnos de estímulo para mantenernos positivos y con fe de que van aparecer nuevas oportunidades.

Pero… hay una cosa a la que debemos prestar mucha atención, las oportunidades no aparecen porque sí, tú también debes crearlas manteniendo tus energías alineadas con este deseo y sustentándolas con acciones.

En palabras más sencillas; cree y actúa en base a lo quieres crear. De este modo ninguna meta te resultará inalcanzable. ¿Te cuestas creerlo? Haz la prueba y después nos comentas.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: