Los riesgos, su evaluación y los negocios. Hay leyes y principios que rigen el mundo de los negocios y que todo emprendedor debe tratar de comprender, aquí en esta página, mi blog, Felipe González Gervaso, trato de enseñar acerca de estas leyes y como utilizarlas a nuestro favor, además de todo tipo de tips y consejos.

Es importante conocer estas leyes y principios porque al ser parte del mundo de los negocios, no son totalmente firmes, sino que pueden ser flexibles y variables, por lo tanto somos nosotros quienes debemos amoldarnos y adaptarnos para tener éxito al explotarlas para nuestro provecho.

 

Una de las leyes más famosas y que hasta quienes no forman parte del mundo del emprendimiento conocen es la siguiente, a mayor riesgo mayor ganancia. Una ley totalmente cierta pero que al ser malinterpretada lleva a muchos a la ruina ya que no entienden verdaderamente lo que esa frase esconde.

 

Si bien es cierto que arriesgarnos nos llevará a ganancias increíbles y que no tendremos éxito alguno si no estamos dispuestos a correr ciertos riesgos, también es cierto que tomar riesgos innecesarios y sin considerarlos plenamente, nos llevará a un fracaso rotundo.

 

El principio por el cual el riesgo genera ganancias es bastante simple, y la manera más fácil de explicarlo es a través de las apuestas. Si arriesgamos directamente una cantidad de dinero a una apuesta, supongamos que es una carrera, ponemos en peligro perder todo nuestro capital, pero con la posibilidad de multiplicarlo muchas veces en poco tiempo. Un altísimo riesgo, pero una recompensa igual de alta.

 

Eso se puede trasladar al mundo de los negocios, podemos apostar nuestro capital a nuestro negocio, y si tenemos éxito recibiremos nuestra recompensa. ¿Qué cambia? En una apuesta no tenemos ningún control sobre los resultados, en cambio en nuestros proyectos y empresas nosotros somos quienes decidimos el camino.

 

Tomando en cuenta que el simple hecho de emprender un negocio ya es un riesgo por sí mismo, y entendiendo completamente el rol que tienen los riesgos en los negocios, solo queda aprender a evaluarlos y saber cuáles riesgos tomar y cuales evitar.

 

Como evaluar los riesgos

Esto es lo más importante, solo porque sea riesgoso y prometa brindar grandes ganancias no significa que debamos lanzarnos e intentarlo. Parte de la grandeza de los grandes negociantes es que saben cuáles riesgos deben tomar y cuales evitar a toda costa.

 

Muchos lo hacen ver como un sexto sentido o una corazonada, pero no es así, es simple conocimiento del propio negocio y de nosotros mismos, es evaluar correctamente la situación en la que nos encontramos y hacia dónde queremos ir.

 

Aunque hay muchas maneras de evaluar riesgos, hay una técnica efectiva en todos los niveles de negocios, desde los pequeños hasta los grandes.

Debemos tener en cuenta dos cosas, primero aquello que perderíamos en caso de que las cosas salgan mal y después aquello que ganaríamos en caso de tener éxito.

Comparando las dos cosas deberíamos tener un marco sobre el cual trabajar, teniendo en cuenta que nunca deberíamos arriesgarlo absolutamente todo.

Share This