“No es tener sólo ideas. Hay que hacer que se vuelvan realidad”

Ya que has llegado hasta este post, pregúntate ¿de qué sirve tener buenas ideas si no las materializas? De seguro sabes la respuesta, ¿verdad? Bien, el mensaje es claro: no basta con tener ideas si no haces nada para hacerlas realidad.

El ingenio y la creatividad tienen que venir acompañados de un buen plan de acción, así lo afirma Felipe González Gervaso, quien es experto en liderazgo y emprendimiento.

Las ideas no se materializan por sí solas, hay que sustentarlas con planificación y acciones, de lo contrario solo serán eso: ideas. Y cuando vez que otro hizo realidad lo que tenías en mente, no tardarán en llegar los arrepentimientos y la impotencia de no haber trabajado en ello.

Ojo, no olvidemos que siempre hay alguien en el mundo que va tener ocurrencias similares, porque casi todo está inventado. ¡Esto no es un secreto para nadie! Ahora…

¿Qué necesitas para que tus ideas se hagan realidad?

A veces no es tan sencillo materializar una idea, pero mientras más difícil sea concretarla mayor será el nivel de satisfacción cuando veas que sí pudiste.

No todos los caminos son fáciles, es posible que te tilden de loco y hasta los más expertos cuestionen tu creatividad, pero no hay razón para rendirse.

O ¿qué crees?, ¿cuántas veces no expulsaron a Albert Einstein del salón de clases por contradecir a sus profesores con sus ideas? Hoy es considerado uno de los físicos más relevantes en la historia de la humanidad.

Dicho esto, hablemos sobre lo que necesitas para que tus ideas no se queden en proyectos sin cumplir:

  • Busca motivación. Si el trayecto es difícil y los obstáculos son muy constantes, procura encontrar motivación, ¿cómo? creyendo en ti mismo y pensando en lo beneficioso que será materializar esa idea.

 

  • Sé más grande que tus obstáculos. Hay quienes declinan apenas ven que hay muchos muros que derribar para alcanzar el objetivo. El detalle es que a veces no es necesario derribarlos, puedes hallar la forma de saltarlos.

 

  • No pierdas la concentración. Trabaja para conseguir lo que quieras, dedica al menos una hora al día en ello, siempre centrado sobre las formas de cómo lograr el objetivo.

 

  • Busca financiación si es posible. Hay ideas que son muy ambiciosas y para hacerlas realidad se requiere de una gran inversión. Pero tienes una opción viable: buscar financiación, ya sea recurriendo a subvenciones públicas o al crowdfunding.

 

Ya para concluir, Felipe González Gervaso nos recalca que las ideas no existen antes los ojos de los demás hasta que las haces realidad.

 

Share This
A %d blogueros les gusta esto: