Blog de Felipe González Gervaso

Planifica y no te detengas

“No hay viento favorable para el barco que no sabe a dónde va” – Séneca

El primer y más fundamental paso, una vez que has definido tu idea de negocio, es realizar una  planificación. Este plan constituye una serie de pasos estructurados que guiaran esa idea y ese sueño, por todo el camino que debe recorrer para convertirse en una realidad exitosa.

La planificación es una función del ámbito administrativo que implica el análisis de una situación, para a continuación establecer los objetivos, formular las estrategias que permitan la consecución de dichos objetivos. La última etapa de la planificación consiste en desarrollar planes de acción para ejecutar dichas estrategias.

En términos más directos la planificación nos permite determinar dónde estamos, nos ayuda a establecer el rumbo donde queremos ir, también nos señala las acciones debemos tomar para llegar ahí y cómo vamos a realizar esas actividades.

Beneficios de la planificación

  • Te permite tener una clara idea del tiempo y recursos que debes invertir para concretar tu idea de negocio.
  • Es un componente importante para el mantenimiento de la energía y la motivación durante el proceso de construcción del emprendimiento.
  • Evita las distracciones, ya que contamos con objetivos a corto, mediano y largo plazo que guiaran las acciones a realizar.
  • Aumentan la probabilidad de que un inversor o institución se interese en otorgar un financiamiento. Sin importar lo buena que sea una idea, para obtener fondos de terceros, siempre se debe presentar un plan de negocios.

Emprendedor no te detengas

No importa qué tan lento vayas mientras no te detengas” – Confucio.

 

El camino para lograr tus sueños no siempre es rápido y sencillo.  Requiere fuerza y compromiso, pero más importante que eso requiere movilidad. El agua que se estanca se pudre, el agua en movimiento es sinónimo de vida. Esta metáfora es igual de válida para tu negocio como para otros aspectos de tu vida.

La planificación es tu mapa para lograr el éxito. En este plan de acción puedes desglosar las actividades en pequeñas metas diarias, semanales y mensuales. Esto te permitirá todos los días dar un paso adelante que te acerque a tu meta.

Además es excelente para mantener la motivación alta, pues todos los días tienes un logro que acreditarte. Es positivo para tu espíritu poder felicitarte a ti mismo por lo que has logrado. Cada pequeño grano de arena, suma al objetivo más grande.

Pasado un mes podrás ver días llenos de avances, que te llenaran de emoción y energía por todo lo que has logrado. Esta sensación te impulsa a conseguir la siguiente ronda de objetivo, iniciando un ciclo que solo crece en éxitos.

 

Share This