Blog de Felipe González Gervaso

Cómo tomar la decisión

Saber cómo tomar decisiones es uno de los más grandes desafíos que tendrás que enfrentar en la vida. Por esto es que muchas personas le temen al hecho de tomar decisiones, sobre todo porque cada una de ellas tienes efectos positivos y negativos.

Según Felipe González Gervaso, experto en motivación y autoayuda, la clave para tomar decisiones reside en 8 pilares fundamentales. Y por supuesto, las ha compartido con nosotros. ¡Presta atención!

 

www.felipegonzalezgervaso.es

www.felipegonzalezgervaso.es

  1. Investiga y recopila información

Mientras más curioso seas, mejor. Nunca deseches información que consideres poco útil porque ahí podrías estar el factor que podría conducirte hacia el éxito o hacia al fracaso.

No vayas directo a los beneficios y a los inconvenientes, como es de costumbre, haz llamadas, busca lo más que puedas en Internet, participa en foros, lee entrevistas de expertos, haz cálculos, conversa con especialistas, consulta en bibliotecas, revistas…

  1. Analiza y reflexiona

Una vez que hayas recopilado información, es la hora de analizar y valorar cada uno de esos datos. ¿Por qué? Pues de este modo tendrás una mejor idea de lo que quieres conseguir.

Después visualiza cómo sería tu futuro tras tomar la decisión y reflexiona acerca de qué tan viable puede ser el objetivo. Eso sí, no te olvides identificar los obstáculos.

  1. Pros y contras

Después de todo el análisis que has hecho, toma una hoja y siéntate a escribir las ventajas y desventajas con tus propias palabras. De esta forma descubrirás si has entendido los beneficios y las consecuencias de tomar esa decisión.

Otra opción es que hagas una tabla comparativa entre las alternativas existentes.

 

  1. Busca la decisión más conveniente

Borra de tu diccionario la frase “mejor decisión”, porque pensar en ello puedes hacer más difícil el proceso. Por ello, nuestro experto aconseja que te decantes por la que creas más conveniente o favorable.

Es decir, opta por la decisión que más se ajuste a tus necesidades y al momento que estás pasando.

  1. Velo como un trabajo

Si crees que la decisión no es tan fácil, entonces tómatelo como un trabajo y dedica unas horas para investigar y analizar el panorama. Podrían ser dos horas al día (desde las 15:00 a las 16:00 horas,  por ejemplo) durante dos semanas completas.

  1. Solicita ayuda profesional

Es posible que pases días estudiando cada detalle, pero mientras más analices más te confundes. En estos casos, una consulta con algún experto podría ayudarte a ver todo con más claridad.

  1. A veces lo mejor es no hacer nada

Tal como lo lees, si luego de semanas de ardua investigación y recolección de datos realmente crees que lo mejor es no hacer nada, ¡hazlo!

Ojo, esta decisión no implica que estés evadiendo responsabilidades, al contrario, es una forma de reconocer que no es el momento adecuado para decidirse, ya sea porque no estás preparado o todavía te falta por aprender, etc.

Ya para concluir, Felipe González Gervaso recomienda estudiar cada dato en aquellos momentos donde te encuentres en un estado emocional neutro; pues dejar que las emociones influyan en tu decisión puede ser un error fatal.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: