EL PODER DE LA PALABRA

La palabra aunque tiene pocas letras, tiene un gran poder. A través de la palabra expresamos lo que pensamos, lo que sentimos y lo que deseamos.

Por medio de la palabra atraemos a nuestra vida lo que queremos. Es decir, si a través de nuestras palabras solo mencionamos cosas negativas, eso es lo que vamos a atraer. De igual manera, si hablamos de cosas positivas, es lo que vas a conseguir.

Si te pones a analizar, para decir algo, primero lo piensas. ¿Qué quiere decir esto? Que debemos partir primero de un pensamiento positivo, para que esto se traduzca en palabras positivas y atraigamos lo mismo.

Es importante que sepas, que todo aquello que decimos viene directamente del subconsciente, en otras palabras, esto es lo que realmente quieres. Entonces, son tus pensamientos los que van a condicionar tus acciones, y lo que piensas es lo que dices, es por ello que tus palabras tienen poder.

Si estas emprendiendo en un nuevo negocio, y dices que no eres capaz, que no lo vas a logras, que no eres bueno, esto es lo que sucederá, y no es porque las palabras sean mágicas, es porque lo que estás diciendo, es aquello que viene de tu subconsciente, y va a ser ése, el que te limite a llevas a cabo tus objetivos, así como impedirá que alcances tu meta.

Por otro lado, si tus palabras expresan buena energía, buenos pensamientos, ganas y motivación, esta será tu guía en el camino hacia el éxito. Lo primero que debes hacer es confiar en ti, y decir todas las mañanas antes de salir a trabajar, hoy es un buen día, lo voy a lograr, cumpliré mis objetivos y alcanzaré mi meta.

Las palabras se materializan, de allí es de donde surge esta frase. Cuando te traces una meta y te plantees objetivos, se siempre positivo y repítete una y otra vez a ti mismo, que tu eres capaz de eso y cualquier otra meta que desees.

Existe la posibilidad de que en algún momento del camino, las cosas no resulten como esperabas, aun así debes continuar siendo positivo, y utilizando el poder de tu palabra, para superar esa circunstancia, continuar y seguir luchando por tus sueños.

Toma en cuenta que tu eres el único motor de tus sueños, de ti depende si los haces realidad o no. Para emprender debes tener pleno control de ti mismo, y no solo de tus acciones, también de tus pensamientos, así como de tus palabras.

Recuerda que todos somos capaz, la diferencia está en las habilidades de cada persona y la destreza que tenga para desenvolverse. Es decir, cada uno de nosotros tiene habilidades diferentes, pero esto no quiere decir que no seas capaz de realizar todo lo que te propongas. Es allí, donde entra a participar la destreza, que es aquella que le permite a cada ser humano realizar con eficacia cierta acción.

Por último, es importante que no olvides “El poder de la palabra”.

 

 

 

Share This
A %d blogueros les gusta esto: