LO IMPORTANTE NO ES CAERSE, ES LEVANTARSE, LIMPIARSE LAS RODILLAS Y CONTINUAR PARA EMPRENDER. Si estas luchando por una meta, y en el camino te caes, no te quedes allí, levántate con la misma energía, o incluso más, y sigue luchando por tus sueños.

Para emprender, debes tomar en cuenta, que posiblemente el camino no sea fácil, y que probablemente falles alguna vez, o las cosas no resulten como esperabas, pero lo importante es no perder el ánimo, ni las ganas de seguir luchando.

Mientras existan ganas, existirá una meta que espera por ti. No aflijas en los momentos duros, a veces necesitamos de ellos para adquirir un conocimiento, que quizá más adelante podamos necesitar.

No importa cuántas veces falles en el intento, lo importante es que lo estás haciendo, y si te caes y te levantas, no sigas pensando en esa caída, esto te limitará y generará miedo o angustia para alcanzar tu meta. De esto, lo único que debes recordar, es el aprendizaje que te dejo dicha experiencia, para que no continúes cometiendo los mismo errores, una y otra vez.

 

Lo que se aprende no se olvida, si realmente comprendes e interiorizas el mensaje que te deja cada experiencia, fácilmente podrás emprender, lograr tus objetivos y alcanzar la meta.

 

Un buen emprendedor, no permite que las malas experiencias lo afecten, al contrario, saca provecho de las mismas y aprende de ellas. Si te caes y te vas a levantar, procura hacerlo pronto, porque mientras sigues allí, estás perdiendo la oportunidad de seguir creciendo y alcanzar tus metas.

No pienses en la meta como un camino largo por recorrer, mejor piensa que ya vas en camino y tarde o temprano vas a llegar. Posiblemente te encuentres con algunos obstáculos, pero de ti depende si te vas a caer por eso, o seguirás luchando por tus objetivos, y en dado caso, si te llegas a caer, es tu decisión si es hora de llegar al fin del recorrido, o levantarte con la frente en alto, con mas ánimo, con más ganas y continuar tu camino hasta alcanzar la meta.

 

Tus sueños deben ser la principal motivación para lograr esas metas que tanto anhelas. Si emprendes un camino sin nada que te motive, es probable que te quedes en el recorrido o te caigas más veces de las que deberías.

 

Como buen emprendedor, es importante que sepas, que una vez alcances la meta, debes analizar todo el camino que recorriste para llegar a ella, esto con la finalidad de que observes cuales fueron las acciones que te impulsaron a estar donde estas en ese momento. Así como, las veces que te caíste, el por qué te caíste, y como hiciste para superar esos obstáculos, y por último, pero no menos importante que obtengas un aprendizaje de este camino, esto es lo que te conducirá al éxito, y te ayudará a mantenerte en él.

 

Para finalizar, es importante que recuerdes siempre que “Lo importa no es caerse, es levantarse, limpiarse las rodillas y continuar para emprender”

Share This
A %d blogueros les gusta esto: